Iluminación en los espacios de trabajo de una oficina

Los beneficios de la iluminación natural dentro de los espacios de trabajo son ampliamente conocidos, pero la luz solar es un bien del que no siempre podemos disponer. Una mala iluminación tiene consecuencias sobre el rendimiento y la concentración de los trabajadores, que a la larga afectará a la productividad de la empresa. Una buena iluminación forma parte de la prevención de riesgos laborales dentro de los entornos de trabajo, evitando problemas asociados a la luz insuficiente, como dolores de cabeza, fatiga visual y mental o dolores musculares derivados de posturas forzadas.

La arquitectura y el interiorismo actual nos ofrecen múltiples soluciones para maximizar la iluminación natural, pero también para conseguir un ambiente lumínico óptimo cuando la luz del sol es un bien escaso. Dentro de las tendencias actuales, el uso de techos técnicos con iluminación integrada gana cada vez más fuerza. A continuación, te proponemos algunas claves que te ayudarán a conseguir espacios de trabajo perfectamente iluminados.

Continuar leyendo “Iluminación en los espacios de trabajo de una oficina”

Diseño de oficinas: ¿para qué sirve un falso techo?

techo-tecnico-en-oficinas

Actualmente, el mercado nos ofrece un amplio catálogo de techos técnicos, con diferentes propiedades desde el punto de vista decorativo y funcional. ¿Conoces las características que debes tener en cuenta para elegir el falso techo que mejor se adapta a tu oficina o espacio de trabajo? A continuación te mostramos algunas claves que te ayudarán a elegir el techo técnico más adecuado en función de tu presupuesto y tus necesidades de diseño.

Continuar leyendo “Diseño de oficinas: ¿para qué sirve un falso techo?”

¿Qué tipo de falso techo elijo?

techo falso

A la hora de renovar el aspecto de una habitación o estancia es necesario plantearse la opción de pintar o incluso de cambiar el falso techo para transformar por completo la estética del lugar. Esta superficie colocada a cierta distancia del forjado permite ocultar la estructura original del techo y ofrecer una estructura funcional sin perder un ápice de estética por la belleza del montaje.

Y es que sería muy reduccionista afirmar que un falso techo es una simple réplica del techo original, y es que el falso techo también conocido como falso techo registrable o falso techo desmontable no sólo es un sistema de construcción pensado para revestir de forma original, sino también es una forma de revestimiento práctica y original que ofrece muchas ventajas.

A continuación, vamos a detallar en qué consiste un falso techo, sus características, materiales, funcionamiento y cuáles son todos sus beneficios.

Continuar leyendo “¿Qué tipo de falso techo elijo?”

Opciones para Bajar Techos y sus ventajas

bajar-techo-sala-reuniones

Una de las obras de reforma más frecuente, tanto en viviendas como en locales o edificios industriales, consiste en bajar el techo.

Aunque cada vez es menos frecuente que tengamos que bajar techos muy altos en viviendas, dado que ya casi todas se construyen optimizando el volumen a una altura de 2,5 metros que es la mínima autorizada, si podemos encontrarnos con esta necesidad en reformas de pisos antiguos y, sobre todo, en locales comerciales, edificios de oficinas y naves industriales.

ÍNDICE DE CONTENIDOS

1. Ventajas de bajar techos

2. Cómo bajar un techo

3. Opciones y materiales

bajar-techo-sala-reuniones

Ventajas de bajar techos

Son numerosas las ventajas de bajar techos altos.

Por un lado, obtenemos ventajas ecoómicas, ya que al ser menor el volumen a climatizar las necesidades de consumo de energía se reducen, al tiempo que, el establecer una cámara entre el forjado y el falso techo, posibilita la introducción de materiales aislantes adicionales, consiguiendo de esta forma un aislamiento óptimo.

Por otro lado, al bajar los techos mediante alguna de las fórmulas de que disponemos, sobre todo aquellas que son practicables, nos permitirá aportar soluciones técnicas a una gran cantidad de conducciones e instalaciones, desde el aire acondicionado y calefacción, pasando por las conducciones eléctricas o las de agua, hasta un cableado de fibra óptica.

No hay que dejar de lado el aspecto estético. Los techos más bajos nos permiten jugar mejor con el espacio visual, aportando una mayor luminosidad y permitiéndonos crear espacios más amplios.

Sin embargo, no todo son ventajas y hay que saber conjugar bien todos los aspectos, ya que cuando bajamos los techos disminuimos también el volumen de aire en las estancias y esto puede provocar ambientes más cargados e insanos.

Cómo bajar un techo

Las opciones que se nos presentan para bajar los techos son muy amplias y decidir cómo bajar un techo dependerá, en gran medida, de lo que pretendamos.

De esta forma, podemos pretender tan solo un efecto visual o decorativo para lo que podemos utilizar desde telas a falsas vigas de madera. Por otro lado, si buscamos procurar un mejor aislamiento térmico y acústico, será necesario establecer como mínimo una cámara de aire o buscar una solución de falso techo técnico que nos permita aprovechar el espacio para esconder canalizaciones y conducciones.

Opciones y materiales para bajar techos

Como podemos ver, las opciones de que podemos disponer sobre cómo bajar un techo alto son diversas y habremos de elegir entre aquellas que mejor se ajusten al fin que nos proponemos.

A continuación, te ofrecemos tres alternativas de uso frecuente.

Bajar el techo con Pladur

Las planchas de Pladur o cartón yeso son una de las soluciones más empleadas cuando nos planteamos cómo bajar techos altos mediante una instalación fija.

La principal ventaja del Pladur es que se trata de una obra económica, de fácil instalación y relativamente limpia que permite, así mismo, contar con un falso techo continuo que nos proporcione una cámara de aire e incluso incorporar aislamiento.

Del mismo modo, nos permitirá realizar determinadas conducciones que tengamos previstas, desde aire acondicionado a instalaciones eléctricas, con focos encastrables y otro tipo de elementos.

Sin embargo, no hemos de olvidar que se trata de una reforma fija y que todo aquello que no hayamos previsto con antelación, será difícil realizarlo posteriormente.

Materiales de Pladur o cartón yeso

Cómo bajar un techo con Pladur resulta bastante sencillo y se requieren pocos materiales.

Por un lado, tenemos las planchas de cartón yeso que suelen tener una medida estándar de 120 cm de ancho por 250 a 300 cm de largo y que podemos encontrar en distintos espesores y cualidades, existiendo planchas que incorporan materiales aislantes de distintas densidades.

Por otro lado, debemos crear una estructura de soporte sobre la que se fijarán las planchas. Esta estructura se realiza con rastreles, pudiendo elegir entre los específicos de cada fabricante, que normalmente son en acero galvanizado, o bien utilizar rastreles de madera.

En cualquiera de los dos casos, una vez fijada la estructura a los paramentos, tan solo habrá que cortar las planchas a la medida necesaria y fijarlas a la estructura mediante tornillos.

Una vez realizado este proceso, solo tendremos que emplear una cinta especial para tapar las juntas y estará listo para darle el acabado final de pintura.

Bajar techos con lamas machihembradas

Se trata de otra solución muy cómoda y práctica a la hora de plantearnos cómo bajar el techo.

El funcionamiento es muy similar en instalación al del Pladur, ya que requiere de una estructura de rastreles sobre la que fijar las lamas, pero presenta dos importantes ventajas frente a este, como son la de que podemos encontrar lamas que incorporan ya el acabado final y que, en caso de necesidad, el material puede ser reutilizado.

Materiales de Lamas machihembradas

Las lamas machihembradas se denominan así porque presentan una unión entre sí en la forma de macho y hembra, es decir, una encaja en el perfil de la otra perfectamente, dando lugar a juntas de unión que quedan perfectamente integradas en el conjunto estético.

Podemos encontrar una amplísima variedad en el mercado de acabados y calidades, desde lamas en madera natural de muy diversos tipos a lamas de DM y materiales reciclados con revestimientos vinílicos en todo tipo de terminaciones.

Cómo bajar techos con techos técnicos registrables

Si lo que necesitamos es una solución completa que nos permita bajar los techos, a la vez que nos ofrece soluciones técnicas de todo tipo y variables según las necesidades, la solución la encontramos en los techos suspendidos registrables.

La especial configuración de este tipo de techos técnicos a base de placas independientes, permite el fácil acceso a las instalaciones ocultas para su correcto mantenimiento o la redistribución en cualquier momento de puntos de iluminación o aparatos de aire, entre otros. Los techos técnicos de Hermarta son una gran apuesta.

Materiales de los techos técnicos registrables

La instalación de este tipo de falsos techos se realiza mediante una estructura de perfiles de aluminio que forman cuadrados donde se insertan las placas practicables. Dicha estructura va suspendida desde el forjado superior por tirantes o cables y apoyada en las paredes.

Los acabados de este tipo de techos admiten una gran variedad, tanto en los perfiles, que pueden ser vistos, ocultos o semiocultos, como en las placas que permiten combinar todo tipo de acabados y terminaciones, donde encontramos acabados en madera, aluminio, metálicos, escayola, PVC o fibra que podemos utilizar de forma uniforme o combinar entre sí a efectos decorativos.

Si quieres seguir investigando sobre ello…

¿Qué es un falso techo?, Tipos y Características

¿Qué es un suelo técnico? Características y Usos

Definitivamente, cada oficina requiere de un proyecto distinto. Las necesidades son distintas y la complejidad de las instalaciones y el uso final determinan la mejor solución.

 

¿Tienes dudas acerca de la mejor solución para tu oficina?

Seguro que podemos aconsejarte, contáctanos 🙂

¿Qué es un Falso Techo Técnico? Tipos y Características

que-es-techo-tecnico-oficina

Desde hace algún tiempo, las soluciones que aporta la arquitectura a las nuevas construcciones están pensadas más allá de un patrón estético o simplemente visual, para pasar a constituirse como soluciones funcionales.

En esa categoría entra el sistema conocido como falso techo o techo registrable. En la actualidad, y principalmente debido a la necesidad de optimizar espacios, con cada vez mayor frecuencia se instala este tipo de soluciones. Son los propios usuarios quienes demandan esta alternativa debido a los numerosos beneficios que aporta.

Hoy conoceremos qué es un falso techo, cuáles son sus ventajas, sus usos y características. Después de conocerlos, sentirás la necesidad de utilizar techos técnicos en tu oficina o espacio.

Falsos techos o Techos Técnicos

Los falsos techos o techos desmontables son opciones demandadas principalmente por su versatilidad, las alternativas de seguridad que brindan, su funcionalidad y capacidad de adaptación a distintos tipos de construcciones y ambientes.

El techo desmontable o falso techo desmontable se utiliza en distintos tipos de ambientes y contextos que permite tener una estructura funcional sin perder en decoración y estética.

que-es-techo-tecnico-oficina

¿Qué es un falso techo técnico?

Para ser precisos, se denomina falsos techos desmontables a un sistema de placas que funciona como techo secundario y se coloca a una cierta distancia del cielo raso original.  De ahí que se lo llame falso techo registrable o tipos de falsos techos, puesto que no pertenecen a la construcción original, sino que este queda oculto mediante dicho sistema.

Su instalación permite que quede un espacio libre o plenum en su interior, entre el falso techo técnico y el techo original, de modo que en esta área tienen lugar las distintas instalaciones.

Los distintos tipos de falso techo desmontables, se caracterizan por ser soportados por un sistema de perfilería metálica, que es el que permite crear un entramado sobre el cual descansan las placas. Esta estructura metálica puede variar en dimensiones y colores y constituirse como perfil visto, semi-oculto y oculto.

Características de los techos desmontables

Cuando hablamos de características de los distintos tipos de falso techo, también podríamos decir que hacemos referencia a sus beneficios, porque en este caso, parecen sinónimos:

  • Aislamiento acústico: los diferentes tipos de techos falsos garantizan una absorción acústica adecuada a los usos de cada establecimiento, tanto sea para evitar que los ruidos que se generan dentro de la oficina traspasen al exterior o para cuando se necesita que el local en cuestión tenga una buena calidad acústica gracias también a su  capacidad fonoabsorbente.
  • Aislamiento térmico: esta característica garantiza la  protección de este sistema frente al fuego, creando una solución muy confiable para todo tipo de establecimientos.
  • Instalaciones ocultas: esta es una de las características más reconocidas en estos techos, su capacidad para mantener las instalaciones ocultas y al mismo tiempo, facilitar arreglos cuando se lo requiera, teniendo en cuenta que las placas se desmontan con gran facilidad.
  • Fácil instalación: precisamente, no podemos dejar de mencionar la facilidad con que se puede realizar la instalación de este sistema.
  • Atractiva estética: gracias a la multiplicidad de materiales es posible elegir soluciones a la medida de cada proyecto, con distintos acabados y diferentes usos visuales de la perfilería.

Tipos de falso techo

Techos desmontables o técnicos

Debemos decir que hay distintos falsos techos tipos y entre ellos, el techo desmontable es probablemente de los más elegidos por su funcionalidad.

Los diferentes tipos de techos desmontables reúnen todas las características antes mencionadas, con la particularidad de que sus placas resultan muy fáciles de montar y desmontar y esto facilita el cambio de placas por deterioro o el arreglo y mejoras en las instalaciones.

Falsos techos continuos

Por su parte, si hablamos del falso techo continuo nos referimos a un tipo de techo falso algo distinto al que venimos hablando. Por lo general, está realizado en escayola o con placas de yeso laminado. La diferencia también radica en su instalación, dado que sus placas suelen asentarse sobre una estructura formada por montantes, mientras que el carácter de continuidad queda garantizado con el uso de cintas y/o pastas que permiten fortalecer las uniones de las placas.

Materiales para falso techo

Existe una gran variedad de materiales para falso techo y a continuación conoceremos las distintas alternativas en el mercado:

Falso techo de madera

Entre los distintos materiales para techos falsos, los falsos techos de madera se caracterizan por terminaciones que ofrecen la calidez clásica que esta superficie provee, sumado a un confort acústico muy demandado. Un falso techo madera es una apuesta tradicional de calidad.

Falso techo de aluminio

El falso techo aluminio es de los más populares, gracias a su facilidad de mantenimiento y durabilidad, así como sus capacidades estéticas por la variedad de colores y su ligereza. Los techos desmontables de aluminio pueden ser aplicados en múltiples espacios, desde oficinas a baños y cocinas.

Falsos techos metálicos

Los falsos techos metálicos por su parte, suelen tener huecos o perforaciones precisamente por la densidad y peso propio del material, de manera tal de aligerarlos. Se suelen utilizar techos desmontables metálicos en espacios de estética industrial.

Techos desmontables de escayola

Los techos desmontables de escayola son el uso más común de esta clase de sistema constructivo. Por un lado, se trata de una opción económica y por el otro, también duradera, que además no requiere de grandes esfuerzos para su mantenimiento.

Falsos techos de PVC

Por su resistencia, durabilidad, fácil mantenimiento y capacidad de adaptación a diversos ambientes, el falso techo PVC es también de las alternativas más buscadas, incluso quizá los falsos techos PVC sean tan populares como los de yeso o escayola.

Techos desmontables de fibra

Los techos desmontables fibra se adaptan con facilidad a diferentes espacios, al tiempo que demuestran una gran resistencia y practicidad en lo que a su mantenimiento respecta.

Usos de los techos registrables

La practicidad de los techos registrables hace posible que en la actualidad puedan utilizarse en prácticamente cualquier contexto. Oficinas, locales comerciales, almacenes, hospitales y viviendas particulares, entre otros.

Espacios donde incorporar techos técnicos en la oficina

Como mencionamos antes, la versatilidad de esta solución constructiva y los materiales que pueden utilizarse al aplicarlos, como por ejemplo utilizar un techo desmontable madera en un área y luego instalar un techo desmontable aluminio en otra,  hace posible utilizarlos en cualquier sector de una empresa, ya sea en despachos, oficinas abiertas o cerradas, hall y salas de espera, salas de reuniones e incluso utilizar falsos techos para baños.

Falsos techos para oficinas

Por sus prestaciones técnicas, los falsos techos para oficinas son una alternativa muy provechosa. Teniendo en cuenta su capacidad de aislamiento acústico, térmico, su atractiva estética y la facilidad con que se lleva a cabo su instalación.

Techos desmontables para baño

Los techos desmontables para baños pueden resultar muy prácticos, dado que permiten el cambio de placas con gran facilidad en caso de deterioro. Se recomienda evitar techos  falsos de escayola o yeso en este caso, dado que este material puede ser sensible a la humedad y por ello no sería  un techo desmontable baño muy propicio.

Falso techo para cocina

Lo mismo aplica si hablamos del falso techo cocina, son opciones recomendables el techo desmontable aluminio por ejemplo, con gran resistencia a la humedad, fácil de limpiar y mantener.

Ahora que ya conoces este tipo de solución para tu oficina…

¡Descubre que opciones de techos técnicos existen!

¿Qué tipo de techo técnico necesitas para tu oficina?

Techo técnico de oficina registrable

Techo técnico de oficina registrable¿Por qué necesitamos un techo técnico en la oficina?

Al momento de planificar cómo sería tu espacio de trabajo ideal, es necesario que tomes en cuenta todos los detalles que harán a ese lugar. Porque ya no se trata sólo de que se vea bonito, sino también, de que sea funcional y óptimo para la actividad que piensas realizar.

Uno de los aspectos fundamentales en tal sentido, es la instalación de techos y más precisamente, la elección de techos de oficina que mejor se adapten a la estética del lugar y las posibilidades técnicas y operativas del espacio.

Hoy descubriremos qué alternativas tienes si se trata de la instalación de techos técnicos para oficina en tu espacio de trabajo.

Tipos de techos técnicos para oficina

Techos registrables para oficinas

Existen dos tipos de instalaciones para los techos técnicos: registrable o continua, y eso le da el nombre a dos categorías de techos distintas.

En el caso del techo registrable o falso techo registrable encontramos que su instalación consiste en colocarlo sobre una estructura metálica que se encuentra anclada sobre el techo original. Unos 15 o 20 centímetros separarán al falso techo del estructural. La clave de esta clase de sistema es camuflar las instalaciones, tanto sea de electricidad, como de fontanería o aire acondicionado. Por ello es un tipo de techo muy común en oficinas y comercios.

Hay una gran variedad de techos registrables, entre ellos, podemos destacar:

  • Techos registrables metálicos. Se trata de piezas muy ligeras y fáciles de montar y limpiar.
  • Techos registrables de yeso laminado. Fácil de instalar, manejar y transportar.
  • Techos registrables de fibra de vidrio. Esta clase de techos ofrecen excelentes prestaciones de aislamiento acústico y resistencia al fuego.
  • Techos registrables de yeso y fibra de vidrio. También son incombustibles y ofrecen un alto aislamiento acústico.
  • Techos registrables de fibra mineral. Gracias a su resistencia a la humedad, el ruido y el fuego, se los considera multiusos.

Estos falsos techos desmontables se caracterizan por su practicidad para espacios de trabajo como las oficinas por eso son una excelente opción.

Además, los techos técnicos registrables pueden instalarse con perfilería vista, oculta o semioculta, en gran variedad de acabados.

Techos continuos para oficinas

La característica principal de los techos continuos para oficinas es que suelen ser de dos materiales, placas de cartón yeso o escayola. Este tipo de techo actúa como falso techo al colocarse a unos 15 o 20 centímetros del techo estructural.

Al igual que los falsos techos registrables, permiten camuflar instalaciones de electricidad, aire acondicionado o fontanería y pueden además utilizarse con fines estéticos, principalmente cuando el techo original presenta cierto grado de deterioro.

Entre las principales ventajas de los techos continuos podemos destacar:

– La rapidez de instalación, puesto que el hecho de que sea un trabajo en seco permite que  no se necesite tiempo adicional de secado.

– Es flexible, en tanto se adapta a cualquier forma y tipo de proyecto.

– Mejora el aislamiento térmico o acústico

– Ofrece un acabado elegante gracias a sus superficies continuas y sin juntas.

– Garantiza real seguridad frente al fuego.

Los techos técnicos (registrables o continuos) permiten la mejora de espacios de trabajo por muchas razones, principalmente porque mejoran el aislamiento, la resistencia a la humedad o al fuego. Pero también, porque pueden transformarse en el elemento decorativo que haga destacar a tu oficina.

 

¿Necesitas ayuda? Hermarta te aconseja.