Diseño de oficinas: ¿para qué sirve un falso techo?

Actualmente, el mercado nos ofrece un amplio catálogo de techos técnicos, con diferentes propiedades desde el punto de vista decorativo y funcional. ¿Conoces las características que debes tener en cuenta para elegir el falso techo que mejor se adapta a tu oficina o espacio de trabajo? A continuación te mostramos algunas claves que te ayudarán a elegir el techo técnico más adecuado en función de tu presupuesto y tus necesidades de diseño.

Funcionalidad de los techos técnicos

El uso de un falso techo en nuestra oficina o espacio de trabajo cumple con varios objetivos, tanto desde el punto de vista estético como el de la funcionalidad. Respecto al primero, la función principal de los techos técnicos es la de ocultar elementos como el cableado eléctrico, los conductos de calefacción o aire acondicionado o las tuberías y bajantes. Instalar un falso techo es una opción sencilla para esconderlos de la vista, con un acabado discreto y elegante.

Por otro lado, un falso techo tiene también importantes ventajas desde el punto de vista del aislamiento. Sus propiedades como aislante térmico y acústico varían en función de los materiales. En este sentido, destaca el excelente rendimiento de los techos técnicos de fibra de vidrio o lana de roca aislante. También podemos encontrar techos técnicos resistentes al fuego, un aspecto que debemos tener en cuenta si vamos a trabajar en una zona con posible exposición al fuego, como una cocina. La instalación de un falso techo de alta resistencia al fuego o retardante puede retrasar la propagación de un posible incendio, ayudando a minimizar sus daños.

Si hablamos de instalaciones en zonas de climatología muy húmeda, es recomendable elegir un falso techo antihumedad (hidrófugo), que disminuya los problemas derivados de la condensación o la falta de ventilación, como la proliferación de moho y su consiguiente riesgo para la salud.

Además de todas estas ventajas prácticas, los falsos techos también tienen un valor indudable desde el punto de vista de la decoración. La amplia gama de acabados y materiales disponibles en el mercado en la actualidad nos permiten crear soluciones adaptadas a todas las necesidades y estilos.

Instalación de techos técnicos en oficinas y espacios de trabajo

Los techos técnicos son una solución habitual en los espacios de trabajo actuales. Estas construcciones combinan un coste de instalación económico -aunque su precio varía en función de los materiales y tipo de falso techo- con una gran calidad de acabados, perfecta para las oficinas de hoy. Los techos técnicos se adaptan perfectamente al concepto de espacio abierto tan de moda en la actualidad, contribuyendo al diseño de un espacio fluido y funcionando como un elemento conector de las diferentes áreas de trabajo.

Dentro de estas construcciones de acabado para viviendas y espacios de trabajo podemos encontrar diferentes tipos. Una de las primeras elecciones que tendremos que tomar es optar por un falso techo continuo o falsos techos desmontables, también conocidos como techos registrables. Los primeros consisten en una estructura de montantes sobre la que se asientan varias placas, generalmente de escayola o yeso laminado, empleando cintas o pastas para fortalecer la unión entre las mismas. Su instalación tiene un coste muy reducido y ofrecen acabados de gran atractivo estético.

Por su parte, en el caso de los techos registrables, las diferentes placas se unen mediante una perfilería metálica. Su gran ventaja es la de permitir un fácil acceso a la parte superior para realizar tareas de mantenimiento o instalación, sin necesidad de romper el techo de escayola o yeso laminado. Los techos registrables son especialmente recomendables para aquellas zonas por las que pasen canales o tuberías, ya que nos permitirá tener un fácil acceso sin necesidad de obras. En este sentido, a la hora de instalar un techo desmontable  tendremos que tener en cuenta la ubicación de estas zonas de acceso. Además, los techos registrables resultan muy sencillos de mantener, ya que puede sustituirse fácilmente las placas en caso de deterioro o rotura sin necesidad de sustituir los perfiles que las sostienen.

Desde el punto de vista de los materiales, entre los más empleados se encuentran los techos técnicos de pladur y, en menor medida, de escayola. Un falso techo de pladur,  realizado a partir de láminas de cartón yeso, ofrece gran facilidad de instalación y gran calidad de acabados, además de un coste muy reducido.

La escayola es otro de los materiales más empleados aunque cada día se utiliza menos, siendo el pladur el material más usado en prácticamente la totalidad de los falsos techos continuos. Los techos técnicos de escayola también se instalan fácilmente, aunque no suelen utilizarse para cubrir zonas de paso de tuberías. Podemos encontrar tanto techos técnicos continuos sin juntas, a partir de varias placas de escayola, como techos desmontables, en los que son habituales los acabados con perfilería metálica.

Entre las soluciones más estéticas cabe destacar los techos técnicos de madera, que aportan la calidez y calidad de las maderas nobles. El resultado es un falso techo de gran elegancia, pero que también precisa de un mayor mantenimiento y posee menor resistencia a la humedad, lo que puede resultar un problema en el caso de roturas de tuberías, por ejemplo.

Para el diseño de oficinas, merecen también una mención especial los techos técnicos de lamas de madera, aluminio o vinilo. Un falso techo de lamas aporta un toque más moderno y vanguardista a los espacios de trabajo que un falso techo de escayola tradicional.

Desde el punto de vista del presupuesto, los techos técnicos más económicos son los falsos techos de escayola en placas no registrables, creando un techo continuo. El tipo de perfilería usada en los techos técnicos continuos tiene un coste menor que la empleada en el caso de techos registrables, aunque sus propiedades en cuanto al aislamiento son menores.

A la hora de instalar un falso techo, valora tus necesidades desde el punto de vista del aislamiento, facilidad de instalación y diseño o acabados. Una vez determinadas tus prioridades, te será sencillo elegir los techos técnicos que mejor se adapten a tu presupuesto para conseguir un espacio de trabajo perfecto.

Descubre preguntas y respuestas sobre los techos técnicos en LambdaTres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *