Diseño de espacios públicos con materiales fenólicos

Los materiales fenólicos han supuesto toda una revolución dentro del mundo de la construcción, ya que son capaces de ofrecer unas prestaciones muy elevadas en cuanto a resistencia y acabados, con costes de instalación y mantenimiento mucho más reducidos que los materiales de construcción tradicionales. Si hablamos de renovar o reformar instalaciones públicas, los materiales fenólicos ganan cada vez más protagonismo, ya que permite renovar el aspecto de una instalación con un presupuesto muy reducido y resultados espectaculares desde el punto de vista estético.

Los materiales fenólicos son un laminado compuesto de hojas de celulosa impregnadas de resinas fenólicas que han pasado por un proceso de compresión o prensada a alta presión y temperatura, alcanzando una gran densidad. En su parte vista, están impregnados con resinas y una lámina de color para conseguir acabados de alta calidad y gran resistencia. Esta solución técnica también puede tener prestaciones añadidas, como capas exteriores antideslizantes o plastificadas.

Este material fenólico, que podemos ver habitualmente en muchos espacios públicos, es un material compuesto de origen plástico con propiedades termoestables y termoendurecentes, capaz de soportar temperaturas elevadas sin deformarse y un excelente aislante frente a agresiones eléctricas o mecánicas. Su alta resistencia lo convierte en un material habitual dentro de industrias como la automoción, la aviación o incluso la aeronáutica.

Las características de los materiales fenólicos hacen que sea muy indicado para el diseño de todo tipo de espacios públicos. El material fenólico es frecuente en el diseño y construcción de taquillas de vestuarios, vestuarios gimnasio, cabinas o baños públicos. Su resistencia y gran versatilidad en cuanto a acabados también los hace muy apropiados para el diseño de encimeras y todo tipo de revestimientos. El mercado actual también ofrece una amplia gama de muebles fenólicos, tanto para interior como para exterior.

Materiales fenólicos para instalaciones públicas

Los materiales fenólicos ganan cada vez más protagonismo dentro del diseño y construcción de espacios públicos. Su gran diversidad de acabados, la rapidez de su instalación y sus bajos costes de mantenimiento hacen del material fenólico un material de construcción con muy buenos resultados a precios muy económicos.  Además, las instalaciones fenólicas también son muy flexibles en caso de reformas.

El empleo de materiales fenólicos como solución técnica permite una instalación más rápida y con precios mucho más reducidos que una obra o reforma común. Además, su alta resistencia y bajo mantenimiento son características muy valoradas si hablamos de la construcción de instalaciones públicas. Los aseos, la zona de taquillas de vestuarios y los vestuarios de gimnasio en general son espacios con gran tránsito de gente que precisan, por un lado, una alta resistencia al desgaste que los permita mantenerse en buenas condiciones a lo largo de toda su vida útil, y por otro, unas condiciones higiénicas apropiadas para evitar infecciones y contagios bacterianos dentro de este tipo de espacios.

Ventajas y aplicaciones de los materiales fenólicos

Entre las principales ventajas de los materiales fenólicos figura su alta resistencia. Las superficies de material fenólico son hidrófugas, por lo que son inalterables a la humedad y resistentes a los productos de limpieza o desinfectantes, e ignífugos, a prueba de incendios. El material fenólico es resistente al desgaste y el impacto, lo que lo hace idóneo para entornos que necesitan permanecer impecables a pesar de su ajetreado uso diario.

Este compuesto también posee propiedades antibacterianas, por lo que resultan materiales de construcción perfectos para espacios que requieren de una higiene impecable, como es el caso de los vestuarios gimnasio o los baños públicos.

Los materiales fenólicos son anticorrosivos y muy resistentes a los golpes o rayones derivados de un uso continuado, por lo que son capaces de ofrecer la resistencia necesaria en este tipo de espacios públicos. Además, al tratarse de una superficie no porosa, también resultan muy fáciles de limpiar.

Su gran diversidad en cuanto a acabados es otra de las características más valoradas por arquitectos y diseñadores. En el mercado actual podemos encontrar materiales fenólicos de una amplia gama de colores. También existe la posibilidad de conseguir colores totalmente personalizados y a medida. Los colores lisos consiguen resultados impecables, con superficies brillantes y fáciles de limpiar, que se mantienen inalterables al paso del tiempo. En el caso de baños públicos y taquillas de vestuarios, los materiales fenólicos consiguen que la instalación se mantenga como nueva, por muy elevado que sea el tránsito de gente.

Entre estos acabados, podemos destacar los tonos que imitan a maderas nobles, con los que aportamos un toque de elegancia adicional a cualquier espacio público. Por ejemplo, el uso de materiales fenólicos también es cada vez más frecuente para el diseño de mostradores de recepción o recibidores. Gracias a sus acabados, tienen grandes posibilidades en cuanto al diseño y su bajo mantenimiento es siempre un valor añadido.

Los materiales fenólicos como solución técnica

Las grandes posibilidades de los materiales fenólicos desde el punto de vista del diseño y la creatividad han convencido a arquitectos, ingenieros y diseñadores de todo el mundo, que apuestan firmemente por estos nuevos materiales. Su capacidad de adaptación es otra de sus grandes ventajas. Podemos adecuar estos tableros a casi cualquier tipo de espacio, tanto vertical como horizontal. En el caso de instalaciones como taquillas o cabinas fenólicas, su diseño modular también le reporta una gran flexibilidad.

Una de las soluciones técnicas más comunes que emplean materiales fenólicos son las cabinas fenólicas, muy habituales en los aseos o vestuarios de cualquier instalación pública, como colegios, centros deportivos o sanitarios. Estas cabinas fenólicas están diseñadas como módulos, que se montan e instalan fácilmente sin necesidad de obras de albañilería. Dependiendo del diseño, disponen de patas regulables, por lo que pueden adaptarse fácilmente a cualquier espacio. Los cerramientos de estas cabinas se fabrican en acero inoxidable para garantizar su resistencia.

Además de las cabinas y taquillas, también podemos usar materiales fenólicos para forrar paredes y otras superficies que necesiten una alta protección. Sus amplias posibilidades en cuanto a colores y acabados lo convierten en una solución técnica perfecta para dar un nuevo aire a todo tipo de espacios, con un toque de diseño. Sus altas prestaciones también hacen de los materiales fenólicos una solución técnica destacada para hospitales y centros sanitarios, hoteles, probadores de comercio o encimeras para baños y cocinas.

Es importante que tengas en cuenta las condiciones que deben tener estos espacios a la hora de diseñar vestuarios y baños públicos. En Entorno Saludable tienes las claves y normativas para incorporar vestuarios y cuartos de baño en centros deportivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *