¿Qué tipo de falso techo elijo?

A la hora de renovar el aspecto de una habitación o estancia es necesario plantearse la opción de pintar o incluso de cambiar el falso techo para transformar por completo la estética del lugar. Esta superficie colocada a cierta distancia del forjado permite ocultar la estructura original del techo y ofrecer una estructura funcional sin perder un ápice de estética por la belleza del montaje.

Y es que sería muy reduccionista afirmar que un falso techo es una simple réplica del techo original, y es que el falso techo también conocido como falso techo registrable o falso techo desmontable no sólo es un sistema de construcción pensado para revestir de forma original, sino también es una forma de revestimiento práctica y original que ofrece muchas ventajas.

A continuación, vamos a detallar en qué consiste un falso techo, sus características, materiales, funcionamiento y cuáles son todos sus beneficios.

¿En qué consiste un falso techo y cuáles son sus principales características?

Dentro del mundo de la decoración se encuentran soluciones específicas para la optimización de espacios. Precisamente, un falso techo es una alternativa excelente para ganar espacio y una solución funcional en todo tipo de construcciones sean viejas o nuevas.

Y es que la personalización y el aspecto es una de las principales ventajas que ofrecen este elemento decorativo. Sin embargo, su colocación y aspecto final depende de la composición de sus materiales. Aunque es cierto que existen varios tipos de falso techo (madera, metálico), los más comunes dentro del sector de la decoración son los techos de pladur.

Lo bueno de un falso techo registrable es que se pueden combinar los materiales para conseguir un resultado totalmente diferente. De esta manera, se pueden colocar placas de pladur con material anti acústico para reducir el sonido o bien instalar un aislante térmico para mejorar la temperatura interior, o incluso la combinación de ambos sistemas. Además, el falso techo resulta una solución ideal para ocultar cables y conductos de aire que pueden quedar visibles.

Sin embargo, para decantarse por la elección de un falso techo hay que conocer todos los que hay en el mercado. Por ello, vamos a relatar las distintas variedades que hay.

Existen varias clases de falso techo:

·         Metálicos, principalmente de aluminio. En los últimos años esta variedad de forjado están muy de moda ya que ofrecen ligereza y es un sistema seguro y ecológico a la hora de instalar. Sin embargo, ofrecen la desventaja del desmontaje.

·         Por otro lado, están los falsos techos de escayola o cartón yeso, es decir, los techos de pladur. Un falso techo pladur destaca por su rápido montaje y limpieza ya que su instalación se hace en seco. Además de ensuciar poco, el resultado final es mejor a comparación con el yeso o la pintura. Por otro lado, el pladur ofrece la posibilidad de poder combinarse con otros materiales como aislantes como la lana de roca.

·         Falso techo de madera. La madera es un material natural que se utiliza en la construcción y por supuesto, también en los falsos techos. A pesar de que la madera ofrece ventajas como su ligereza e instalación, mucha gente prefiere otros materiales que permiten otras posibilidades como la resistencia al fuego o anti acústico.

¿Cuáles son las ventajas que ofrecen la instalación de un falso techo registrable?

Los beneficios de contar con un elemento práctico y funcional como es un falso techo son más de las que se pueden pensar.  Además de ofrecer la ventaja de diseñar el espacio y la estética a nuestro gusto un falso forjado es fácil de limpiar y colocar, de esta forma, se evita que se cambie a menudo, por lo que el ahorro económico es bastante importante.

Otro aspecto positivo que ofrecen los falsos techos es la variedad que ofrecen los materiales, podemos colocar un falso techo registrable usando sólo materiales ligeros, económicos y poco contaminantes como el pladur o la madera. Por ejemplo, en el caso del pladur son placas de yeso laminado colocadas entre capas de cartón.

Además, el pladur no sólo se usa como falso techo pladur sino para hacer tabiques internos, recubrir paredes e incluso realizar muebles. Y es que los beneficios de este material permite una gran versatilidad gracias a su resistencia a la compresión y la flexibilidad que ofrece el cartón.

En el caso de la instalación de techos de pladur existe una gran variedad en el mercado y su tamaño y espesor depende de los gustos y necesidades y del cliente. Lo cierto es que las opciones de decoración que ofrece un falso techo registrable incrementan las prestaciones técnicas y mejora la habitabilidad y seguridad de las personas.

Por ejemplo, existen falsos techos ignífugos, resistentes al agua, aislantes, con efecto térmico e incluso acústico. Es decir, sus posibilidades son casi infinitas y lo único necesario es pensar en su tamaño y diseño.

Por supuesto, uno de los beneficios más importantes es la posibilidad de ocultar el techo original y cubrirlo mediante placas desmontables o un conjunto entero de pladur, metal o madera.

Una vez colocado es posible realizar las medidas suficientes para cambiar el aspecto final del techo y siempre teniendo en cuenta donde va a ir colocado. Y es que no es lo mismo que vaya colocado en una oficina, salón o despacho que en una cocina o baño donde la humedad va a ser mayor.

Una opción es la instalación de un falso techo registrable o techo desmontable que tiene en cuenta la humedad ya que se puede desmontar mediante la colocación de láminas o paneles que facilitan el acceso al forjado original para tratar la humedad.

Además de los materiales existe otra clasificación que depende del acabado y la textura final. Y es que se puede adoptar una textura rugosa o lisa en función del material colocado. En el caso del vinilo la textura depende de la lámina instalada, en cambio, los techos de pladur varían según la forma de la instalación (vista, oculta o parcial).

Finalmente, los falsos techos son muy versátiles en cuanto a la estética y funcionalidad se refiere ya que podemos aprovechar su instalación para cambiar la iluminación mediante la colocación de placas led o lámparas, renovar el cableado eléctrico o incluso cambiar el aspecto de la estancia al poder pintarlo de nuevo.

Puedes descubrir más información acerca de los diferentes falsos techos que existen y los más utilizados en Construmática.

¡En resumen, un falso techo registrable ofrece un mundo de posibilidades! ¿A qué esperas para instalar uno?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *