Opciones para Bajar Techos y sus ventajas

Una de las obras de reforma más frecuente, tanto en viviendas como en locales o edificios industriales, consiste en bajar el techo.

Aunque cada vez es menos frecuente que tengamos que bajar techos muy altos en viviendas, dado que ya casi todas se construyen optimizando el volumen a una altura de 2,5 metros que es la mínima autorizada, si podemos encontrarnos con esta necesidad en reformas de pisos antiguos y, sobre todo, en locales comerciales, edificios de oficinas y naves industriales.

ÍNDICE DE CONTENIDOS

1. Ventajas de bajar techos

2. Cómo bajar un techo

3. Opciones y materiales

bajar-techo-sala-reuniones

Ventajas de bajar techos

Son numerosas las ventajas de bajar techos altos.

Por un lado, obtenemos ventajas ecoómicas, ya que al ser menor el volumen a climatizar las necesidades de consumo de energía se reducen, al tiempo que, el establecer una cámara entre el forjado y el falso techo, posibilita la introducción de materiales aislantes adicionales, consiguiendo de esta forma un aislamiento óptimo.

Por otro lado, al bajar los techos mediante alguna de las fórmulas de que disponemos, sobre todo aquellas que son practicables, nos permitirá aportar soluciones técnicas a una gran cantidad de conducciones e instalaciones, desde el aire acondicionado y calefacción, pasando por las conducciones eléctricas o las de agua, hasta un cableado de fibra óptica.

No hay que dejar de lado el aspecto estético. Los techos más bajos nos permiten jugar mejor con el espacio visual, aportando una mayor luminosidad y permitiéndonos crear espacios más amplios.

Sin embargo, no todo son ventajas y hay que saber conjugar bien todos los aspectos, ya que cuando bajamos los techos disminuimos también el volumen de aire en las estancias y esto puede provocar ambientes más cargados e insanos.

Cómo bajar un techo

Las opciones que se nos presentan para bajar los techos son muy amplias y decidir cómo bajar un techo dependerá, en gran medida, de lo que pretendamos.

De esta forma, podemos pretender tan solo un efecto visual o decorativo para lo que podemos utilizar desde telas a falsas vigas de madera. Por otro lado, si buscamos procurar un mejor aislamiento térmico y acústico, será necesario establecer como mínimo una cámara de aire o buscar una solución de falso techo técnico que nos permita aprovechar el espacio para esconder canalizaciones y conducciones.

Opciones y materiales para bajar techos

Como podemos ver, las opciones de que podemos disponer sobre cómo bajar un techo alto son diversas y habremos de elegir entre aquellas que mejor se ajusten al fin que nos proponemos.

A continuación, te ofrecemos tres alternativas de uso frecuente.

Bajar el techo con Pladur

Las planchas de Pladur o cartón yeso son una de las soluciones más empleadas cuando nos planteamos cómo bajar techos altos mediante una instalación fija.

La principal ventaja del Pladur es que se trata de una obra económica, de fácil instalación y relativamente limpia que permite, así mismo, contar con un falso techo continuo que nos proporcione una cámara de aire e incluso incorporar aislamiento.

Del mismo modo, nos permitirá realizar determinadas conducciones que tengamos previstas, desde aire acondicionado a instalaciones eléctricas, con focos encastrables y otro tipo de elementos.

Sin embargo, no hemos de olvidar que se trata de una reforma fija y que todo aquello que no hayamos previsto con antelación, será difícil realizarlo posteriormente.

Materiales de Pladur o cartón yeso

Cómo bajar un techo con Pladur resulta bastante sencillo y se requieren pocos materiales.

Por un lado, tenemos las planchas de cartón yeso que suelen tener una medida estándar de 120 cm de ancho por 250 a 300 cm de largo y que podemos encontrar en distintos espesores y cualidades, existiendo planchas que incorporan materiales aislantes de distintas densidades.

Por otro lado, debemos crear una estructura de soporte sobre la que se fijarán las planchas. Esta estructura se realiza con rastreles, pudiendo elegir entre los específicos de cada fabricante, que normalmente son en acero galvanizado, o bien utilizar rastreles de madera.

En cualquiera de los dos casos, una vez fijada la estructura a los paramentos, tan solo habrá que cortar las planchas a la medida necesaria y fijarlas a la estructura mediante tornillos.

Una vez realizado este proceso, solo tendremos que emplear una cinta especial para tapar las juntas y estará listo para darle el acabado final de pintura.

Bajar techos con lamas machihembradas

Se trata de otra solución muy cómoda y práctica a la hora de plantearnos cómo bajar el techo.

El funcionamiento es muy similar en instalación al del Pladur, ya que requiere de una estructura de rastreles sobre la que fijar las lamas, pero presenta dos importantes ventajas frente a este, como son la de que podemos encontrar lamas que incorporan ya el acabado final y que, en caso de necesidad, el material puede ser reutilizado.

Materiales de Lamas machihembradas

Las lamas machihembradas se denominan así porque presentan una unión entre sí en la forma de macho y hembra, es decir, una encaja en el perfil de la otra perfectamente, dando lugar a juntas de unión que quedan perfectamente integradas en el conjunto estético.

Podemos encontrar una amplísima variedad en el mercado de acabados y calidades, desde lamas en madera natural de muy diversos tipos a lamas de DM y materiales reciclados con revestimientos vinílicos en todo tipo de terminaciones.

Cómo bajar techos con techos técnicos registrables

Si lo que necesitamos es una solución completa que nos permita bajar los techos, a la vez que nos ofrece soluciones técnicas de todo tipo y variables según las necesidades, la solución la encontramos en los techos suspendidos registrables.

La especial configuración de este tipo de techos técnicos a base de placas independientes, permite el fácil acceso a las instalaciones ocultas para su correcto mantenimiento o la redistribución en cualquier momento de puntos de iluminación o aparatos de aire, entre otros. Los techos técnicos de Hermarta son una gran apuesta.

Materiales de los techos técnicos registrables

La instalación de este tipo de falsos techos se realiza mediante una estructura de perfiles de aluminio que forman cuadrados donde se insertan las placas practicables. Dicha estructura va suspendida desde el forjado superior por tirantes o cables y apoyada en las paredes.

Los acabados de este tipo de techos admiten una gran variedad, tanto en los perfiles, que pueden ser vistos, ocultos o semiocultos, como en las placas que permiten combinar todo tipo de acabados y terminaciones, donde encontramos acabados en madera, aluminio, metálicos, escayola, PVC o fibra que podemos utilizar de forma uniforme o combinar entre sí a efectos decorativos.

Si quieres seguir investigando sobre ello…

¿Qué es un falso techo?, Tipos y Características

¿Qué es un suelo técnico? Características y Usos

Definitivamente, cada oficina requiere de un proyecto distinto. Las necesidades son distintas y la complejidad de las instalaciones y el uso final determinan la mejor solución.

 

¿Tienes dudas acerca de la mejor solución para tu oficina?

Seguro que podemos aconsejarte, contáctanos 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *